¿Dolor de cabeza?

CEFALEA=DOLOR DE CABEZA (TÉRMINO NO MÉDICO UTILIZADO POR LA MAYORÍA DE LA POBLACIÓN)

La cefalea es una de las causas frecuentes de consulta en urgencias y tiene diferentes formas de manifestarse aunque todas ellas sean por dolor. Se sabe que la cefalea puede afectar hasta el 47 % de los adultos. Un tercio de la población entre 18 a 65 años ha sufrido un episodio de cefalea alguna vez en su vida. Las cefaleas generalmente se pueden dividir en PRIMARIAS y SECUNDARIAS; las PRIMARIAS son las que más afectan a la población, generalmente NO se encuentra una causa aparente del dolor con estudios de imagen como la resonancia magnética o tomografía de cráneo. Las CEFALEAS PRIMARIAS más frecuentes son: la migraña, la cefalea tensiona y la cefalea en racimos. En ocasiones estos dolores remiten con analgésicos comunes, sin embargo en algunos casos, la cefalea puede presentarse de manera frecuente, hacerse crónica (más de 3 meses) y resistente a tratamiento.

En las CEFALEAS SECUNDARIAS generalmente SI se encuentra una causa por resonancia magnética o tomografía de cráneo como son: hemorragias, malformaciones vasculares, tumores, infecciones y traumatismos. Generalmente es manifiestan como un dolor de características inespecíficas, es de intensidad variable, aumenta con el tiempo y que no se quita o disminuye poco con el uso de analgésicos y se debe acudir a consulta lo más PRONTO posible cuando la CEFALEA presenta: 

  • Inicio después de los 50 años  
  • La primera y/o peor cefalea en la vida del paciente 
  • Inicio rápido en segundos 
  • Empeora progresivamente en días o semanas
  • Cefalea diaria crónica 
  • Cefalea nocturna o que nos despierte por la noche 
  • No responde a analgésicos
  • Cefalea más: 
    • Convulsiones. 
    • Disminución de la fuerza o sensibilidad de alguna extremidad. 
    • Fiebre. 
    • Disminución del estado de conciencia. 

NEUROCIRUGÍA INTEGRAL

Headache, P. Rizzoli,The American Journal of Medicine, Vol 131, No 1, January 2018
Cefalea: Más que un simple dolor, Gómez-Otálvaro, Revista Mexicana de Neurociencia, Noviembre-Diciembre, 2015; 16(6): 41-53. 
A %d blogueros les gusta esto: