¿Dolor de cuello?

CERVICALGIA

Cualquier persona puede experimentar dolor en el cuello alguna vez en la vida y se quita sin tratamiento, en algunas personas el dolor puede reaparecer y requerirán de tratamiento y valoración médica; algunos factores de riesgo para presentar dolor de cuello en múltiples ocasiones son: sexo femenino, sedentarismo o falta de ejercicio, tabaquismo, posiciones mal adoptadas al sentarse, trabajos que requieran estar muchas horas sentado en la computadora, estrés laboral, enfermedades como la depresión o ansiedad y algunas enfermedades osteomusculares.

Muchas veces el dolor puede ser causado por problemas musculares de tendones o articulaciones, enfermedades reumáticas como la artritis, problemas de columna cervical que estos pueden implicar la médula espinal, alguno de sus nervios, las vértebras cervicales y los discos entre ellas entre otros problemas.

Se recomienda una valoración médica. Cuando el dolor es agudo (menor a 6 semanas) pero incapacitante, cuando dura más de 3 meses, dolor al tocarse el cuello ya sea el músculo o el hueso, dolor que se extienda a la nuca o al hombro, cuando el dolor empeora con el movimiento y que además puede acompañarse de adormecimiento del cuello o de algún brazo, de sensación de descargas eléctricas en uno o ambos brazos.

También se recomienda acudir pronto a consulta cuando además de todos los síntomas anteriores se presenta sensación de descargas eléctricas  que recorren la columna, descargas eléctricas dolorosas en los brazos, pérdida de fuerza de alguna de una o varias extremidades, dificultad para caminar con o sin problemas de incontinencia que no existían previamente.  

En la gran mayoría de los casos el dolor se quita con un tratamiento médico a base de analgésicos y/o relajantes musculares y terapia de rehabilitación y en muy pocos casos el dolor persistirá y serán necesarios procedimientos quirúrgicos para el alivio del dolor.

NEUROCIRUGÍA INTEGRAL

Epidemiology, Diagnosis, and Treatment of Neck Pain, Steven P. Cohen, MD
Mayo Clin Proc, February 2015;90(2):284-299.

A %d blogueros les gusta esto: